La fiebre es la respuesta del organismo a agentes de naturaleza infecciosa, cuando una persona presenta fiebre es decir que su temperatura corporal sobrepasa los 38.5°C quiere decir que su sistema inmunológico está combatiendo algún tipo de infección, por lo que las elevadas temperaturas corporales son una señal de que algo anda mal en nuestro cuerpo, es por ello que se debe prestar atención ante los casos de fiebre con la finalidad de atacar el problema de raíz. En el caso de los niños y bebés bajo ningún motivo se debe dejar que la fiebre supere los 38°C ya que esta puede causar daños a nivel cerebral originando convulsiones, los más pequeños están más propensos a convulsionar que un adulto. En vista de las complicaciones que puede acarrear una fiebre existe una alternativa natural para bajar la temperatura, y es mediante los remedios caseros para la fiebre.

Los remedios caseros para la fiebre pueden ser empleados en caso de que la fiebre no exceda los 39°C, ya que si está por encima es necesaria la atención médica y suministro de medicamentos para bajarla. Los remedios caseros para la fiebre evitan que esta alcance temperaturas mayores y puede controlarla poco a poco.

remedios-caseros-para-la-fiebre

Remedios caseros para la fiebre más utilizados

  1. La cebolla: para bajar la fiebre tome una cebolla y píquela en rodajas, colóquelas en cada planta del pie y cubra con calcetines, permanezca con la cebolla en los pies hasta que la fiebre baje. Otra manera es rayar o licuar la cebolla y aplicarla igualmente en los pies. La cebolla es muy efectiva para reducir la fiebre ya que esta por ser fría absorbe la temperatura corporal elevada estabilizando así la fiebre.
  2. El café: este es uno de los remedios caseros para la fiebre más utilizados, lo que se conoce como tuche del café que no es más que café luego de ser colado, se coloca en los pies frotándolos suavemente.
  3. El agua: ante un caso de fiebre la persona debe mantenerse siempre hidratada ya que debido a las elevadas temperaturas el organismo se deshidrata más rápidamente, ingerir abundante agua es vital para bajar la fiebre, también puede tomar otro tipo de bebidas que le ayuden a reponer los electrolitos perdidos como por ejemplo el gatorade o algún suero electrolítico.
  4. Absoluto reposo: debido a la fiebre la persona se siente fatigada y débil, así que se debe guardar reposo en cama hasta que el malestar cese, el descanso es la clave para mejorar lo más pronto posible.
  5. La alimentación: si usted presenta un cuadro febril constante debe llevar una dieta basada en alimentos blandos para que el organismo pueda enfocarse en combatir la infección.
  6. Baño de agua tibia: muchas veces las abuelitas nos enseñaban que en caso de fiebre se debe bañar a la persona con agua fría e incluso helada, pero esto no es correcto ya que puede ser contraproducente para la salud, debido a que la fiebre produce un estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que aumenta la presión arterial y disminuye el flujo de sangre en el organismo, es decir que un baño de agua fría ocasiona una mayor vasocontriccion por lo que el cuerpo mantiene la elevada temperatura o de hecho puede llegar a aumentarla, en cambio cuando se da un baño de agua tibia los poros se dilatan, se libera calor a través de la piel y el paciente suda, lo cual produce un descenso de la temperatura.
  7. Pañitos de agua tibia: para bajar la temperatura corporal coloque unos pañitos humedecidos en agua tibia alrededor de la cabeza, debajo de las axilas, en la espalda y en el abdomen, esto ayudara a regular la temperatura corporal. Los pañitos deben humedecerse constantemente e irlos cambiando.

No dejes de ver remedios caseros para el resfriado